4 Aspectos cruciales en colaboraciones profesionales (Parte 3 de 4)

lunes, 27 de marzo de 2017

3. Siguiendo los ciclos vitales de cada persona

Un aspecto que muy pocas personas suelen tener en cuenta es que las personas, además de una manera de ser, un perfil profesional y unos sueños que cumplir, también cuenta con un ritmo en su experiencia de vida.

Este ritmo vital se da en forma de ciclos, siguiendo en ocasiones una perspectiva de espiral, en la que pasando por diferentes periodos temporales se van consolidando aspectos personales (a través de experiencias en el ámbito personal, familiar, etc.), y aspectos profesionales (a través de experiencias relacionadas con su carrera profesional).

Nuestra vida no es lineal. Quien crea esto, posiblemente se sorpresas al contar con diferentes colaboradores para sus proyectos. No sólo hablamos de que el tiempo disponible va cambiando, por ejemplo cuando llega la familia, los hijos, o dificultades familiares.

Las personas estamos en constante evolución. Porque cada uno de nosotros, de manera natural y genuina siempre busca superarse a sí mismo; crear algo mejor en nuestra experiencia de vida. Por lo tanto, no sólo evolucionamos en un ámbito de experiencia, sino también acorde a nuestros acontecimientos y circunstancias.

Y pese a que todos estamos evolucionando en cada momento, nos demos cuenta o no, la evolución consciente necesita energía, y mantener en marcha motor interno que la mantenga activa. Esta energía y este motor requieren en ocasiones tiempo para uno mismo, tiempo para desconectar, tiempo para experimentar, tiempo para probar algo diferente en la vida... O esta energía puede producir también cambios significativos, e incluso drásticos en la vida de las personas. Y dado que puede ser muy bueno para quien lo experimenta, puede ser muy bueno para ti. Y dado que se producen por una necesidad interna de mejorar, estos cambios son en última instancia positivos, aunque puedan limitar o perjudicar un proyecto o aspecto en particular.

¿Cómo se puede controlar el flujo de estos ciclos?
No se puede. La única manera de poder entenderlos y aprovecharlos es aumentar la comprensión de la vida, del ser que es cada persona, y procurar siempre ayudarle como si fuera una parte de nosotros.

Y salvo que una persona desee participar en un proceso de este tipo, la solución esencial es mucho más simple, y es aprender a navegar con ellos. Aceptarlos como parte de lo que es la vida, de una necesidad humana más como es el comer. Una necesidad que si estamos atentos podemos atender adecuadamente en beneficio de todos.

Como aspecto natural que son, las personas necesitan compartir estas inquietudes que sienten, y vivir estos ritmos vitales que desean cambiar, ya sean sutiles o significativos. Por tanto, la clave es estar atento a las necesidades de cada persona, y permitir que cada persona vaya adaptándose a su propio ritmo. Y no sólo estar atento, sino permitir que se produzcan, sin bloquearlas, ni juzgarlas, ni pretender controlar o dominar dichas inquietudes. En muchos ni siquiera se nos requiere tomar parte activa de las mismas. No es necesario.

¿Qué sucede si alguien que estaba haciendo jornada completa necesita reducirse a media jornada? Sucede que si por sus necesidades sigue obligada a hacer jornada completa, el tiempo quizás repercuta en su calidad de vida, de sus resultados, y que se puedan generar más o menos conflictos que provienen de esta insatisfacción.

En este sentido no sirve mantener una postura porque haya un acuerdo o contrato firmado. Exigir a alguien acorde a un contrato garantiza mantener unos derechos legales, no una calidad en el desempeño de una persona, pues un contrato no está por naturaleza preparado para esta evolución o ciclos naturales.

En resumen, mantener equilibrio entre las necesidades personales y las profesionales es esencial para todos los miembros que participan en un proyecto. Y por tanto, es una base necesaria que las personas con las que te integres tengan un sentido de responsabilidad para consigo mismas, con el proyecto y con el resto del equipo. Debe ser este sentido de compromiso el que adapte las circunstancias manteniendo los mejores resultados para todos en cada situación.

¿Qué podemos aprender al tener este aspecto de los ciclos en cuenta?
- Que en ocasiones puedes encontrar a la persona con el perfil perfecto para un proyecto, pero que quizás justo éste no sea el momento para su incorporación. Ya se verá entonces en otro momento.
- Que el hecho de que alguien sea adecuado o no puede variar con el paso del tiempo, por lo que hay que aprender a aceptar, a procurar en cualquier caso lo mejor para las otras personas, y recordar que todo está en evolución, y que "oportunidades pendientes" pueden tomar forma más adelante.
- Que las personas no somos máquinas de producir acorde a unas capacidades a las que hay que colocar bajo unas condiciones inamovibles. Las personas son la base que alimenta un proyecto. Cuando están involucradas en él, son lo más importante para el mismo. Y si mantenemos esto en cuenta, antes o después llegan los mejores resultados posibles.

En definitiva, si queremos el mayor éxito para todos, son el guía interior, la intuición y las inquietudes de cada persona quienes deben regir el ritmo de sus propios proyectos, y no al contrario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario